Miércoles, 15 Mayo 2019 14:53

Bertone usa para su conveniencia política el salario de los trabajadores

En plena campaña electoral la administración de la gobernadora Rosana Bertone hace gala de una sensibilidad que no mostró a lo largo de más de 3 años de gestión. Con una alta cuota de autoritarismo y sin gestos conciliadores Bertone decidió, de manera unilateral cómo manejar el salario de los trabajadores provinciales. Ahora anunció que no descontará el adelanto de 10 mil pesos pagado el mes pasado.

 El gobierno de la provincia anunció que la Gobernadora decidió “aplicar un ingreso extra de 130 millones a las arcas provinciales provenientes del Plan Gas, a fin de transformar el adelanto de aguinaldo en un pago extra no reintegrable”.

El anuncio fue hecho en plena campaña electoral y a tan sólo 32 días de las elecciones provinciales en la que la mandataria fueguina se uega la reelección.

Sin embargo, el anuncio del Gobierno es otra muestra más de como la administración de la gobernadora Rosana Bertone ha manejado políticamente el salario de los trabajadores ajustándolo de acuerdo a su conveniencia y no a la de los trabajadores.

Con los salarios congelados durante casi tres años, Bertone evitó cualquier discusiópn con los representantes de los trabajadores para celebrar Paritarias en Tierra del Fuego lo cual le dejó las manos libres para decidir de manera unilateral como y cuando distribuir los recursos entre los trabajadores estatales pese a los índices inflacionarios que se registraron durante toda su gestión de Gobierno.

Así, resolvió cuando descontarles el aporte solidario, cuando darles un bono, cuando una suma no remunerativa, cuando adelantarle el aguinaldo, cuando no descontárselo, etc, etc, de manera que sirviera más a sus intereses políticos que a los intereses de la clase trabajadora.

Por lo tanto, esta nueva decisión de no descontar los 10 mil pesos que el mes pasado se le dio a los trabajadores en concepto de adelanto de parte del aguinaldo es un instrumento más de la mandataria fueguina para lograr el voto, la adhesión o el acompañamiento de los trabajadores estatales.

El 16 de junio se sabrá si el gesto fue creíble. 

 

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • "LAS RETENCIONES A LA EXPORTACION SON UN MAL IMPUESTO QUE TIENE QUE DESAPARECER" "LAS RETENCIONES A LA EXPORTACION SON UN MAL IMPUESTO QUE TIENE QUE DESAPARECER"

    Mauricio Macri publicó este domingo una columna para remarcar la decisión de bajar los derechos de exportación de productos de las economías regionales y fijar su postura respecto de ir eliminando retenciones.

  • EPOSTO, EL SECRETARIO DE SEGURIDAD QUE SE INMOLO POR ROSANA BERTONE.... EPOSTO, EL SECRETARIO DE SEGURIDAD QUE SE INMOLO POR ROSANA BERTONE....

    Una mujer se vuelve propietaria de una vivienda que construyó el Estado provincial, su padre denuncia al candidato opositor a la gobernación, y el secretario de Seguridad admite haber entregado esa propiedad. Con el cambio de ciclo político, pues el opositor será gobierno desde el 17 de diciembre próximo, todos apuntan contra el funcionario que se autoincriminó. Para colmo, cada vez hay más rumores que la actual gobernadora le soltó la mano. La historia de Javier Eposto y Rosana Bertone, una lealtad política no correspondida.

    “Tuve una reunión con Hugo Moya, y lo contuve. Me hago cargo”. Apenas terminó de pronunciar la frase, a comienzos de febrero, y sin ser un profesional del derecho (su único título es director técnico de fútbol), Javier Eposto se habrá dado cuenta que terminaba de confesar un delito. El secretario de Seguridad de Tierra del Fuego admitió que había entregado una vivienda a Cintia Macarena Moya, cuyo padre -Hugo Moya- denunció después al intendente de Río Grande, Gustavo Melella, por acoso sexual a cambio de promesas de trabajo.

    La maniobra no sólo fue muy básica desde su concepción, sino que además los ejecutores dejaron sus huellas en cada paso que dieron. El 28 de septiembre de 2018, una denuncia policial hizo constar que Cintia Macarena Moya intentó ingresar a una vivienda sin tener la llave, aduciendo que “un amigo de su padre le había autorizado a residir en dicha vivienda”. El amigo era nada menos que Eposto, secretario de Seguridad de la provincia.

    “¿Lo escuchaste hablar a Eposto? Es muy corto intelectualmente. Es torpe y sabe pocas cosas. Si la Justicia funciona bien, va a terminar preso”, afirmó a Minuto de Cierre un opositor a Rosana Bertone. Más allá de la parcialidad de esta opinión, la autoconfesión de Eposto habla de una persona que por lo menos no mide sus declaraciones.

    Para colmo, en “la isla” comenzó a circular el rumor según el cual Rosana Bertone le habría “soltado la mano”. Basta repasar la historia de la única gobernadora oficialista derrotada en las elecciones de este año. En 15 años de carrera política, Bertone le prometió lealtad política -en el orden provincial- a Carlos Manfredotti, Mario Colazo y Hugo Cóccaro, entre otros; mientras que desde el 2015 hasta la actualidad fue kirchnerista, scialista, macrista, urtubeyista, lavagnista y finalmente kirchnerista de vuelta. Eposto no debería ilusionarse con ningún tipo de lealtad.

    Más aún, cuando ya fue acusado de peculado por entregar una vivienda social a la hija del posterior denunciante Moya. Toda esa historia, con las denuncias policiales incluidas, fue contada en una anterior nota de Minuto de Cierre: http://www.minutodecierre.com/nota/2019-2-7-13-52-0-causa-contra-melella-un-funcionario-de-bertone-le-habria-regalado-un-departamento-a-la-hija-de-un-denunciante

    El gran error político: apuntar a la vida privada de Melella

    En octubre del año pasado, y según se comenta con el apoyo de Marcos Peña (Rosana Bertone siempre tuvo buena relación con el gobierno de Macri, a través del ministro Rogelio Frigerio), estalló una denuncia mediática contra Melella, que ya figuraba en las encuestas entre 10 a 15 puntos arriba de Bertone en intención de voto.

  • MAS DE 600 JUBILADOS PRESENTARON RECURSOS ADMINISTRATIVOS QUE PODRIAN JUDICIALIZARSE MAS DE 600 JUBILADOS PRESENTARON RECURSOS ADMINISTRATIVOS QUE PODRIAN JUDICIALIZARSE

    Son personas que se jubilaron antes de la sanción de la Ley 1210, y que solicitan que no se aplique la movilidad dispuesta por la nueva normativa, en función de que se jubilaron con una Ley distinta. En caso de que la respuesta de la Caja de Previsión sea negativa, el reclamo se trasladaría a la justicia donde además se plantearía el pago retroactivo.